Comer es fácil, sencillo, no requiere de mucho. Pero lo complicado es tomar consciencia de lo que comes, de por qué, para qué y, ¿por qué no y por qué si?. Con este curso se logra ser conscientes de cada bocado que llevamos a nuestra boca. Y lo más importante, adquirimos unos conocimientos que podemos transmitir a un alumnado que se enfrenta a un amplio abanico alimenticio pero desde el desconocimiento, a mitos y falsas creencias, incluso a engaños interesados del sector alimentario, que aspiran a crear un consumidor desinformado. Echo en falta en este curso poder poseer los contenidos adquiridos en formato pdf o similar, porque siempre es recomendable revisitar lo dado. Por lo demás, necesario curso que en mi caso, como profesor de EF, se hace imprescindible para complementar y completar mis clases en el día a día, porque actividad física y buena alimentación van de la mano.

Para mi análisis 3×1:

3 aspectos que me gustaron

  • Información detallada y concreta con fácil lenguaje
  • Trato y cercanía de la tutora para solventar cualquier duda y sentirse parte del curso activa
  • Los ejercicios prácticos para entender más fácil de lo que se trata

1 aspecto que no gustó

  • La obligatoriedad de trabajos en grupos, dependiendo del buen hacer del compañero para querer o no trabajar
Anuncios