Estas dos tareas me resultaron muy interesantes tanto por la reflexión individual como la necesidad del trabajo en equipo. En mi aula, trabajar los mitos se hace imprescindible para que el alumnado conozca aspectos de la dieta que puede y no hacer. Que se alejen del “rumor” o “mito” que alguien les cuenta y les puede impedir tener toda la información para una buena dieta. Del mismo modo, serán varios los alumnos con alergias o intolerancias que con la actividad de grupo podamos reflexionar y estar atentos allí donde comamos, a si la información que nos dan es suficiente o debemos exigir cambios en un menú o carta.

Anuncios