Comienza en breve el nuevo curso, y éste es pura novedad, pura ilusión. Cambio mi destino, mi lugar de trabajo, de aprendizaje, a Gilena. Un pequeño pueblo de Sevilla, junto a Estepa que espero en los próximos años me depare nuevas experiencias para hacerme mejor persona y mejor profesional. Iremos empezando poco a poco, con un despegue suave que nos prepare para seguro, unos días locos hasta que me haga “con las riendas” del nuevo centro, nuevos compañeros, nuevos alumnos, instalaciones, vivienda…. uy uy uy la que me espera. Pero la ilusión y la motivación es tal, que seguro me reiré más de una vez. Gracias a aquellos que en estos dos años en Motril, me hicieron disfrutar con lo me más me gusta, al resto… ya los olvidé.

¡¡¡¡DESPEGAMOS!!!!

Anuncios