Ya se acabó el curso. Un año más, mil historias que contar. De nuevo toca hacer las maletas cuando crees encontrar tu sitio. Y partir siempre es difícil, nunca te acostumbras a la despedida. Decir adiós a los compañeros, a los alumnos, a la gente que has ido conociendo en un nuevo lugar que te adoptó e hiciste tuyo. Pero siempre queda pensar en el regreso, en el hasta luego para todos. Un año donde lo bueno se destaca y lo malo queda en el cajón que no se puede abrir. Gracias a los que hicieron que esta nueva experiencia se acercara lo más posible a mi hogar, seguro que nos volvemos a ver. Un gran abrazo para todos desde lo más dentro que encuentra un profesor de Educación Física. El curso que viene comenzará pronto. Y yo os echaré de menos!!

 

Anuncios