¡¡Todo salió bien!! El día no indicaba que pudiera ser así, la climatología y la dureza de la prueba presagiaban lo peor para un novato y para el resto de participantes. Pero todo salió bien. Desde la primera pedalada supe que terminaría aquel reto que me planteé hace algún tiempo, era el día indicado. Me encontraba fantástico y los compañeros con los que iba hicieron mucho por ello. A cada instante un reto; una cuesta, una bajada, una lluvia intensa, un pelotón… pero sólo podía disfrutar, no sufría, era el día y todo salió bien. No es ésta la crónica de una carrera, sino la del sentimiento que me embargó y al que acudo aún pasados los días: aquel que quiere, puede. Son varias las imágenes que guardo para siempre y que crecerán con las de próximos años, porque estaré allí de nuevo. Todo el día fue especial, todos los momentos, la gente, la organización, el público… Siento que todavía tengo parte de mí por esos kilómetros que no pesaron nunca. No importaba el tiempo que podía faltar para terminar, no quería; tampoco el tiempo que llevaba encima de la bicicleta, porque sabía que aquel era el día, el día que lograría una experiencia única y especial. Mi profunda admiración a los duatletas, corredoresy marchadores, porque ¡¡ellos si son grandes!! ¡¡GRACIAS  Ronda y a la Legión, nos vemos el año que viene!!

Anuncios