deporte.gif

A pesar de las temperaturas altas y de la pereza que puede dar en días calurosos, es esencial mantener la actividad física. Sin embargo, es necesario tomar ciertas medidas para evitar quemaduras por el sol, deshidratación y lesiones relacionadas con los deportes.  “No importa en que condición física se encuentre o su tolerancia al calor, usted puede encontrar un plan de actividad física veraniega que se acople a sus necesidades”, precisa Dorothy Smith, consejera en nutrición y asuntos de la familia y del consumidor de Extensión Cooperativa de la Universidad de California. Esta especialista indica algunas recomendaciones que se deben tener en cuenta para seguir un programa eficaz de ejercicio cuando el clima es caluroso. n      Siempre que pueda, hacer ejercicio temprano en la mañana o ya caída la tarde (hay menos sol y menos contaminación). Tratar de evitar hacer ejercicio desde las 10:00 a.m. hasta las 2:30 p.m. cuando el calor es más intenso.

  • Beber más agua de la que toma normalmente. Si tu peso es el normal, debe beber por lo menos 12 vasos de agua al día si hace ejercicio bajo el sol; beber más si su peso es mayor.  

  •  Lo mejor que puedes beber es agua un poco fría pues los líquidos fríos pasan del estómago al resto del cuerpo con mayor rapidez. Si está activo por más de hora y media, pueden bajar los niveles de ciertos nutrientes además de reducirse la hidratación de los tejidos. Una bebida para deportistas le ayudará a recobrar niveles saludables de esos nutrientes.
  • Llevar consigo una botella de agua congelada en una bolsa de cadera o riñonera o en el bolsillo trasero de su pantalón. Os ayudará a no acalorarse tanto, tendrá agua fría para beber y lo frío de la botella puede ayudar a reducir la inflamación en la cintura y en la parte inferior de la espalda. 
  • Usar ropa holgada, de preferencia de algodón o de una tela que absorba el sudor. Evitar usar playeras de tela de malla o camisetas sin mangas (tank tops), pues dejan demasiada piel expuesta al sol. Usar ropa de color claro que refleja mejor la luz solar. n      Usar crema protectora contra el sol con un factor SPF de 15 o mayor, una gorra o sombrero y gafas de sol. Atarse al cuello un pañuelo mojado o uno de los que venden con hielo químico dentro para no acalorarse tanto. n      Permitir que su cuerpo se acostumbre gradualmente al calor. Si nunca has hecho ejercicio al aire libre en tiempo caluroso, aumentar la actividad física poco a poco las primeras dos semanas.
  • Si caminas, corres o andas en bicicleta, trata de hacerlo por caminos o senderos sombreados. Puedes también caminar en centros comerciales donde encontrará sombra y clima fresco. Muchos centros comerciales abren temprano para quienes quieren caminar por sus pasillos.
  • Si sientes mareo, náusea o como si se fuera a desmayar, deja de hacer ejercicio. Estas señas pueden indicar que tu cuerpo sufre de agotamiento por el calor y no puede normalizar su temperatura. Descansa en un lugar sombreado y beba agua hasta que se recupere. Si no te empiezas a sentir mejor, puedes estar sufriendo de insolación o golpe de calor, una condición delicada que puede requerir atención médica.  

       El verano brinda muchas oportunidades para participar en deportes y otras actividades físicas, así como más horas de luz solar para disfrutarlas en familia. Toma las precauciones necesarias y podrás disfrutar de un verano activo y saludable. 

Anuncios